jueves, 5 de mayo de 2016

Ha nacido PACTO

La antigua iglesia de San Vicente Mártir ha acogido la presentación formal de PACTO, la Plataforma por el Arte Contemporáneo de Toledo, llamando a la unidad de los artistas ante el problema del Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad, cerrado desde hace quince años, y pidiendo una solución a las administraciones públicas.

En la mesa se ha podido ver a miembros del Círculo de Arte, del Grupo Estación y del antiguo Grupo TolmoFernando Salinero (escultor), Gabriel Cruz Marcos (escultor), Mayte Glez.-Mozos (pintora, escritora e interiorista), Pepe Morata (pintor y profesor de Arte), Luis Pablo Gómez Vidales (pintor y escultor), Fernando Barredo "Loc" (escultor y artista ritual) y Sergio Reyes Rguez.-Salazar (arquitecto y músico). Se han leído unos manifiestos reivindicativos, se ha solicitado el apoyo de todos los artistas y grupos de artistas (plásticos, escénicos, literarios y musicales) así como de los demás colectivos culturales ante una situación que no puede sostenerse durante más tiempo.


El problema data del año 2001, cuando el Museo de Arte Contemporáneo de Toledo (MACTO, de titularidad estatal, gestión autonómica y ubicado en un edificio municipal, desde su apertura en 1975) cerró sus puertas, a causa de una teórica restauración. Más de tres lustros después sigue cerrado y su obra está almacenada en precarias condiciones. Una situación vergonzosa e improrrogable.

Las tres administraciones que integraban su patronato (Ministerio de Cultura, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y Ayuntamiento) deben reunirse y ponerse de acuerdo para solventar la situación: Por la gran importancia de los fondos que integran la colección, por respeto a la memoria de los artistas que donaron su obra para tal fin, y por ser Toledo la única capital autonómica que carece de un centro de Arte Contemporáneo de titularidad pública. Si el antiguo edificio que lo albergaba -La Casa de las Cadenas, en el barrio de la Judería- no se encuentra en condiciones, debe ofertarse sin tardanza otro edificio, y deben ponerse plazos concretos al convenio de cesión de la nueva sede, a la realización del proyecto y a la ejecución de las obras.


Durante la campaña electoral a las elecciones autonómicas de 2015 los candidatos de los principales partidos coincidieron en la necesidad de solventar este problema, por encima de las diferencias ideológicas. Es el momento de que unos y otros cumplan aquellas promesas y se pongan de acuerdo para que la capital de Castilla-La Mancha recupere su Museo de Arte Contemporáneo, actualizado y adaptado a las necesidades y servicios que este tipo de centros requieren, según un plan museológico y museográfico del siglo XXI, y en el menor plazo posible.